Archive | gener, 2015

Drets i privilegis entorn a la prostitució

22 gen.

cles-prostitution6Com a Plataforma,  no recolzarem a cap partit que porti al seu programa la legalització de la violència de gènere en forma de normalització de la prostitució com a opció laboral.

El debat, des de l’àmbit municipal, entorn els “drets de les treballadores sexuals” travesa totes les forces d’esquerres i resorgeix a l’hora de confegir els programes electorals. Que dones en situació de prostitució es reivindiquin com a tals té a veure amb un desig de dignitat i una voluntat de supervivència enfront d’una societat hostil. Però creiem que és un greu error que els moviments populars acceptin la idea del “treball sexual”, i encara menys per invocar drets. Els drets de les dones són inversament proporcionals als privilegis dels homes. I la noció de “treball sexual”, normalitzant socialment el fenomen de la prostitució, certifica un dels més sagnants i ancestrals privilegis dels homes: comprar el cos de les dones, prostituir-les.

Continua llegint

“La prostitución es una forma de violencia”

6 gen.
Por: Zulma Ramírez – Sol Camacho – Olga L. González / Especial para El Espectador

Entrevista original AQUÍ. 3 de gener de 2015.

Rosen Hicher se ha convertido en una figura en Francia. Después de haber ejercido la prostitución durante más de 20 años, y luego de una toma de conciencia progresiva y difícil, hoy milita abiertamente para que la prostitución sea considerada como una forma de violencia.

rosen-hitcher

Usted hizo recientemente una caminata de 800 kilómetros. ¿Por qué ese recorrido?

Comencé la caminata el 3 de septiembre en el último lugar donde me prostituí y desde allí recorrí todas las ciudades en las que me prostituí hasta llegar al primer lugar, al primer cliente, porque es él quien nos convierte en una prostituta. Desde el momento en que se ha tenido un cliente, se es prostituta de por vida.

Durante los 22 años que viví en la prostitución, no entendía que estaba siendo violentada, viviendo en la violencia, porque cada cliente es una violación, le permitimos que nos viole. Llegó un momento en el que se me hizo insoportable que se nos dijera que como mujeres “ahí tienen esa forma de subsistencia, ese medio para vivir y para comer”.

La caminata fue también una forma abrir el debate y para que otras mujeres se pongan de pie y tomen la palabra para decir la verdad. Yo quería que otras prostitutas nos contaran lo que vivieron porque siempre escuchamos las mismas voces, las mismas personas que nos dicen que la prostitución es buena… Y es que cuando se está adentro, no se es consciente de lo que se está viviendo.

¿Encontró otras voces solidarias?

Encontré voces de apoyo, otras prostitutas que vinieron a caminar conmigo. Es cierto que me ha sorprendido recibir tantas llamadas de mujeres diciendo “Sí, la prostitución es una forma de violencia, ¿pero cómo podemos hacer para salir de ahí?”. La solución no consiste en darle derechos a las prostitutas, hay que encontrar maneras de ayudarlas a salir de la prostitución.

Continua llegint