Arxius | Setembre, 2018

Manifiesto de la Red estatal de Municipios Libres de Trata

18 set.

tolerancia-cero-con-la-explotacic3b3n-sexual-de-menores (1)

Manifiesto de la Red estatal de Municipios Libres de Trata y el Movimiento Democrático de Mujeres contra el tráfico de mujeres y menores para la explotación sexual

Este 23 de septiembre, día internacional contra el tráfico de mujeres y menores para la explotación sexual denunciamos que España es uno de los principales destinos de trata de mujeres para la explotación sexual.

Que la Red Estatal de Municipios Libres de Trata y el MDM defendemos los derechos humanos por encima de cualquier otra consideración, por lo que no podemos seguir tolerando la situación de indefensión de las miles y miles de mujeres y menores víctimas de esta forma extrema de violencia machista.

La prostitución es la explotación, la esclavitud y la violencia más antigua institucionalizada por el patriarcado para controlar y someter la vida y los cuerpos de las mujeres. La Red Estatal de Municipios Libres de Trata y el MDM compartimos las tesis abolicionistas defendidas por el movimiento feminista que sitúa la raíz del problema en la vulneración de los derechos humanos. Derechos que, en tanto que esenciales, están fuera de discusión: los de toda persona a no ser abusada ni utilizada sexualmente, ni de forma gratuita, ni a cambio de ninguna compensación económica.

Por éste motivo nos oponemos rotundamente a cualquier intento de regular la prostitución, como se pretende con la legalización del sindicato de las “trabajadoras del sexo” y conforme a la Convención de los Derechos Humanos, defendemos la abolición de cualquier forma de explotación sexual, como ha hecho el gobierno sueco, erradicando la demanda sin penalizar a las mujeres prostituidas y persiguiendo a los responsables de traficar o participar en esta forma de violencia.

Una vez más nos enfrentamos a un intento de desviar el enfoque de manera interesada por las mafias de proxenetas, con la constitución de un sindicato de “las trabajadoras del sexo” que pretendidamente defiende los derechos de las mujeres que están en situación de prostitución cuando en realidad es una iniciativa para amparar los intereses del proxenetismo. Hablar de trabajadoras sexuales y de trabajo sexual es llamar a los proxenetas empresarios y a la explotación sexual explotación laboral.

Esta situación se produce porque en España la prostitución es tolerada al encontrarse en un limbo legal que ampara todas las violencias a las que se enfrentan las mujeres prostituidas. Además de reflejarse en las cifras del PIB, aun sabiendo que es una de las principales fuentes de ingresos de la delincuencia internacional.

Anuncis

Comunicado Internacional contra la práctica del alquiler de vientres

18 set.

Las organizaciones de la sociedad civil y de los Derechos Humanos de las mujeres abajo firmantes venimos a denunciar que…

  1. El alquiler de vientres (también conocido como “subrogación” o “maternidad subrogada”) es una grave violación de los derechos y la dignidad de las mujeres y menores.Es una forma de explotación reproductiva de las mujeres y convierte a los recién nacidos en objeto de transacción contractual y comercial.
  2. El alquiler de vientres pone en riesgo la integridad física y psicológica de las mujeres y menoscaba el derecho fundamental de las mujeres a la filiación mientras que, en el caso de los menores, vulnera el derecho de estos a conocer su origen. De hecho, la práctica del alquiler de vientres es la manifestación más visible del tráfico de menores y trata de mujeres con fines de explotación reproductiva: reportando millonarios beneficios a agencias de intermediación y clínicas.
  3. El alquiler de vientres contraviene derechos humanos fundamentales de mujeres, niños y niñas recogidos en convenios y tratados internacionales como la Convención para la Eliminación de Todas Formas de Discriminación Contra las Mujeres (CEDAW, en sus Artículos 3 y 6), la Convención de Naciones Unidas contra la Esclavitud (Art. 1), la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y de la Niña (Art. 7, 9 y 35), el Protocolo Facultativo de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y de la Niña (Art. 2 a y 3), y el Protocolo Adicional de la Convención contra el Crimen Organizado Transnacional (Art. 3 a).
  4. El deseo de ser padre o madre de niños/as que posean el material genético propio no es un derecho ni un derecho humano. Los deseos no son automáticamente derechos.
  5. La subrogación “altruista” no existe. No se puede denominar como “altruista” una práctica que exige la firma previa de un contrato, la renuncia a derechos fundamentales y que establece “compensaciones económicas”. La práctica del alquiler de vientres es más bien una práctica “mezquina y egoísta” que tiende a conformar un sistema de “criadas reproductivas” y convierte a los menores en objetos reproductivos de compraventa a la carta.
  6. La industria del alquiler de vientres opera en países en desarrollo utilizando las mismas tácticas criminales que las redes de tráfico y trata de seres humanos. Estas tácticas incluyen la identificación y captación de mujeres en situación de vulnerabilidad social para que presten sus capacidades reproductivas.
  7. Muchos países del mundo tienen un Estado de Derecho muy débil, por lo que la legalización de cualquier aspecto sobre el alquiler de vientres (como la mal llamada subrogación “altruista”) supone de facto la legalización completa de esta práctica y la legitimidad de la explotación reproductiva de las mujeres. Esta legalización abre las puertas a la explotación reproductiva de mujeres por parte de las élites de estos países, así como a las mafias internacionales del tráfico de órganos y de la explotación de niños y niñas.
  8. La industria del alquiler de vientres está presionando a representantes de gobiernos de todo el mundo y de Naciones Unidas para legalizar esta práctica. Detrás de estas presiones hay puramente intereses económicos y empresariales que pretenden que se considere el alquiler de vientres como una mera “técnica de reproducción asistida” y una cuestión sobre la “libre elección” de las mujeres, obviando los riesgos y la situación de pobreza y vulnerabilidad de las mujeres que alquilan su vientre.
  9. Naciones Unidas y dos de sus agencias están actualmente intentando influir a gobiernos de todo el mundo, especialmente de países en desarrollo, para la legalización del alquiler de vientres (de la mal llamada subrogación “altruista”). Estas dos agencias de la ONU son el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés) y el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU (OHCHR, por sus siglas en inglés).
  10. Recordamos a la práctica totalidad de los gobiernos y estados del mundo que, de acuerdo con sus propios códigos civiles y penales y en consonancia con los tratados internacionales suscritos, ni pueden ni deben permitir el traslado internacional de los niños y niñas nacidos/as a través del alquiler de vientres ni su registro o inscripción ya que con ello alientan un fraude de sus propias leyes y avalan una práctica que conculca los derechos humanos de menores y mujeres.

Continua llegint

Comunicat

3 set.

L’anunci, a les pàgines del BOE, de la inscripció d’una associació – OTRAS- com a «sindicat de treballadores sexuals» és una mala notícia per als col·lectius feministes – i per a totes les persones – que considerem la prostitució com una institució patriarcal que perpetua la desigualtat, la violència contra les dones i la seva explotació. No hi ha possibilitat d’establir relacions contractuals legítimes – i, per tant, dur a terme una acció sindical – en un context que se situa per sota del llindar del més elemental respecte dels drets humans.

Però, ja fa temps que, a mesura que s’han anat expandint a nivell mundial les indústries del sexe, proliferen aquesta mena d’entitats, sovint sota l’etiqueta sindical. Ningú coneix que s’hagi signat enlloc cap conveni col·lectiu protegint les dones en situació de prostitució… i es fa difícil imaginar en què podria consistir. En realitat, aquestes associacions són sovint patrocinades i promogudes per les mateixes indústries per tal de vilipendiar el feminisme abolicionista i normalitzar la percepció social de la prostitució com una activitat professional: els proxenetes esdevenen emprenedors… i els «clients» prostituïdors, consumidors de serveis.

A Madrid, a hores d’ara, companyes feministes estan estudiant si la inscripció d’aquest «sindicat» en el registre d’associacions s’ajusta a Dret. Veurem. Lluny de nosaltres la il·lusió de poder combatre les injustícies contra les dones mitjançant restriccions del dret d’associació – que, en una societat profundament desigual, acaben sempre girant-se contra el col·lectius més febles. En qualsevol cas, tant si es confirma com si no la inscripció d’aquesta associació, el sol fet de la seva aparició ens ha d’alertar: tenim al davant poderosos interessos econòmics, decidits a expandir un comerç que suposa el sofriment de milers i milers de dones i nenes. I haurem de redoblar esforços fins a obtenir unes lleis feministes i progressistes que, com als països nòrdics, protegeixin realment les dones en situació de prostitució, persegueixin implacablement la tracta i el proxenetisme…  i castiguin la compra de serveis sexuals masculins– car és impossible acabar amb aquest esclavatge modern sense combatre la demanda. 

Barcelona – 30/08/2018